ACADEMIA DE OPOSICIONES – Horario Lunes a Viernes de 10:00h a 14:00h tardes de 16:30h a 20:30h, Sábados de 9:30h a 13:30h

El departamento de Marzà asegura que en 2017 no se convocarán plazas con la intención de facilitar a los opositores que se presenten a todas en 2018 y 2019

El secretario autonómico de Educación de la Generalitat Valenciana, Miguel Soler, ha asegurado este jueves que el objetivo de su departamento es convocar hasta 2019 “un mínimo” de 5.000 plazas docentes, aunque ha remarcado que la Conselleria intentará alcanzar hasta las 10.000.

Para ello, Educación ha propuesto en la Mesa Sectorial de este jueves no convocar oposiciones el próximo año 2017 (excepto las ya comprometidas en la oferta del curso pasado) y acumular las plazas para 2018 y 2019. De este modo, la idea es convocar el 50% del total de las plazas en 2018 y el 50% restante en 2019, según ha detallado Soler en un comunicado.

A su juicio, “todo el mundo entiende que es mejor para cualquier opositor convocar 50 plazas juntas que tres convocatorias de 15 plazas cada una”. Así, ha indicado para destacar que el objetivo de Educación es “claramente incrementar la estabilidad de la plantilla de docentes y reducir precariedad”.

Según ha explicado, para conseguir estabilizar plantillas y que los opositores tengan tiempo de preparar el examen lo mejor es darles “el tiempo necesario para prepararlo”. Por eso, ha avanzado que antes de enero del 2017, Educación informará de todas las oposiciones que se van a convocar.

Por otro lado, según han indicado fuentes sindicales, desde el departamento que dirige el conseller Vicent Marzà se han comprometido a convocar próximamente una comisión de trabajo para analizar las propuestas planteadas por los agentes sociales y llegar a acuerdos.

Sobre la Oferta Pública de Empleo, el Sindicat de Treballadores i Treballadors de l’Ensenyament del País Valencià (STEPV) se ha mostrado favorable a la propuesta de no convocar oposiciones en 2017 “para trabajar propuestas que garanticen la consolidación del profesorado interino”.

En ese sentido, este sindicato aboga por aplicar la Disposición Transitoria Cuarta del Estatuto Básico del Empleado Público por el cual se pueden aplicar procesos de consolidación de las plazas ocupadas por personal interino. Además, también ha propuesto que estos procesos de consolidación se realizan a través de un concurso de méritos, lo que también permite la EBEP en el artículo 61, afirma que STEPV, que apunta que, actualmente, la tasa de temporalidad en el sector educativo está por encima del 20 por ciento.

En cuanto a las oposiciones de las especialidades de FP y Arte y Diseño, que estaban contempladas en la oferta del año pasado, la Conselleria las convocará porque ya están presupuestadas y comprometidas. STEPV ha propuesto que se aclaren los requisitos específicos para las oposiciones de Arte y Diseño en cuanto a la exigencia de titulaciones para acreditar la capacidad de tutela de las investigaciones del alumnado, puesto que el sindicato interpreta que no es obligatorio este requisito en Arte y Diseño y provocaría que muchos docentes no puedan presentarse a las oposiciones para no tener estas titulaciones (máster en enseñanzas artísticas, DEA o doctorado).

Por su parte, la Federació d’Ensenyament de CCOO considera “positivo” avanzar hacia una oferta de empleo que consolide plantilla, reduzca la precariedad y revierta recortes. No obstante, advierte que “no convocar ninguna oposición en 2017 y solamente parciales en los dos años siguientes aumentará la precariedad de las personas que trabajan en el sistema educativo valenciano, dado que incrementará la tasa de interinidad posiblemente con mayor crecimiento del que se ha sufrido los últimos años”.

Esta medida de no convocar oposiciones “dificultará el acceso a una ocupación de calidad y estable tanto al profesorado que ya lleva tiempo en el sistema como también y de forma especial a las personas jóvenes y a las que cuentan con menos experiencia para reducir sus oportunidades y para alargar el tiempo en el cual se ven obligados a mantener su situación precaria o de exclusión del sistema”, inciden.

Desde CCOO destacan también la situación de las enseñanzas artísticas superiores y de abordar la necesidad de estabilizar a la mayor parte de la plantilla posible para afrontar su incorporación al espacio universitario.

“Nuevo ataque”
Por su parte, el sindicato ANPE ha considerado la decisión de Educación como “un nuevo ataque a traición a los derechos de los docentes”, ya que ha indicado que “trunca las esperanzas de miles de compañeros que luchan por conseguir la estabilidad laboral que merecen”. “Es una clara manipulación para tener a estos compañeros entretenidos y engañados en la rueda de la interinidad, de la inestabilidad y precariedad, al tiempo que se le niegan derechos retributivos como el cobro de sexenios”, ha reprobado.

Asimismo, ha tachado de “una perversión del sistema” la propuesta porque “fuerza a esas personas a vivir en una continua incertidumbre, de una localidad para otra, resultándoles imposible alcanzar esa seguridad que les permitiese conciliar la vida familiar y laboral, y asegurándose un futuro para ellos y sus familias”. “Es una burla cruel a sus esperanzas, a sus esfuerzos, a su inversión económica, al tiempo que han tenido que dedicar a estudiar, restándolo de su vida personal y familiar”, ha subrayado ANPE.

Por tanto, ha apuntado que les resulta “incalificable jugar de esta manera, sin ningún tipo de consideración, con las vidas de estos compañeros, sumiéndolos en la desesperanza, en la resignación, de forma malintencionada”, al tiempo que ha recriminado a la Conselleria que tener un trabajo con unas condiciones laborales dignas es “un derecho constitucional”. “Exigimos a la Administración que de inmediato reconsidere su postura y proceda a convocar oposiciones, como es su obligación: garantizar los derechos laborales de los ciudadanos”, ha zanjado.

FUENTE: http://www.levante-emv.com/